Erika Casajús, Bow, 2016

Escenografía para el lanzamiento del perfume “Chanel nº 31”
Hacer sentir, a cada persona que decida entrar, esas mariposas en el estómago y el latido del corazón cada vez más fuerte. Acercarnos a las personas, hacer que se abran y hacerles sentir esas nubes grises que siguieron a Coco durante tanto tiempo. Hacerles sentir el éxito y la pasión al abrir la puerta. Y, sobre todo, darles una experiencia inolvidable, porque al fin y al cabo lo que guardamos siempre son nuestras emociones y sentimientos, siempre nos acordaremos de cómo nos sentíamos en cada momento importante de nuestra vida y de esta manera siempre llevarán el nº 31 con ellos.
El conjunto pretende seducir en todo momento al público; el ambiente cálido esconde una insinuación femenina, y a esto se suma una sensación inesperada al volver a esos años 20 con la decoración Art Déco.

planos I.pdf
AEF2016_erika_casajus_01

Los comentarios están cerrados.